Lo de Bilardo

07 julio 2006

Surtido de frases

"Es como un callejón de la avenida 9 de julio, entrás derechiiiiiiito", refiriendose a la defensa alemana en el partido de cuartos de final entre Alemania y Argentina.

"No me gusta cuando los jugadores dicen 'vamos, vamos'... ¿¿a dónde van a ir?? ¡¡Quédense a jugar el partido!!", dijo el doctor analizando una de las más conocidas costumbres del fútbol.


"Tienen que tener una máquina que haga radiografías ahí, al costado de la cancha, entonces lo sacan 5 minutitos le hacen la radiografía y ya saben lo que tenés".


"Si es grave, ahí hay que vendarlo fuerte para que no pueda respirar y se queda paradito en la cancha, si es un jugador importante... después vemos que tiene".


"Lo que pasa es que en África aprenden a jugar al fútbol sin arcos, entonces llegan tocando al área y no saben meter goles", Bilardo analizando porque Ghana no podia convertir ante Brasil.


Vignolo le pregunta: "Dr, es importante el himno?"

Bilardo: "Uhhh, como no va a ser importante, el himno hay que practicarlo también!!, nosotros lo practicábamos 5 veces antes de cada partido... en ese momento al jugador se le pasa toda su vida por la cabeza!...."


Bilardo: "El pato se la tiene que dar cortita a Heinze y salir jugando, sino la perdemos..."

Macaya: "Pero Carlos, Heinze se va y está de espaldas"

Bilardo: "Que se la toque igual!!! vas a ver el cagaso que le agarra y después va a estar atento siempre!


"Eso es lo que tiene que hacer Argentina, darsela a Riquelme que se hace un Picni!!! jajajajja un Picni!!!”, mientras Argentina goleaba a Serbia y Montenegro.


"En este momento Riquelme se puede sentar arriba de la pelota y esperamos que termine el partido", en el mismo partido.

06 julio 2006

Mensaje de Carlos Bilardo para hombres solos: en los velorios también se ganan mujeres


Con anécdotas de su vida, la verborragia y la locura de siempre el ex técnico campeón del mundo en México ´86 pasó por el mano a mano con Luis Majul.

Tal vez porque les da fiaca subir a la terraza, acercarse al tender, porque quieren enojar a sus parejas –las reconciliaciones siempre son lindas, ¿o no?-, o por simple obra del olvido, las mujeres tienen un denominador común a la hora de la ducha: todas tienen el pasatiempo –Real Academia Española mediante, hasta el viernes decíamos hobby- de colgar la bombacha en la canilla. Esa situación, a lo sumo, generará cortocircuitos pasajeros, pero no ameritará grandes venganzas (y menos aún si la mujer pasa por un momento de suma sensibilidad como el embarazo). Pero si se llaman Carlos Salvador Bilardo, les dicen “el narigón” y fueron campeones del mundo con la selección de fútbol, todo es posible, tal como se pudo ver ayer en La Cornisa, con Majul.

Parece que, hace varios años, al ex director técnico de Estudiantes lo invitaron a Misiones a dar una charla y a la vuelta se volvió con el mono de acompañante... pero no con Burgos precisamente. Ocurre que durante ese evento en el Litoral, a Bilardo uno de los participantes de la conferencia le regaló un souvenir. Nada de una cajita de recuerdo con tierra colorada adentro... el discreto obsequio fue ¡un mono!. “Llegué tarde a casa y lo puse en el baño. Gloria se levantó y lo vio. Ella estaba embarazada y el mono chillaba como loco”, contó el “narigón”, libre de culpa y cargo. “Al final se lo tuvo que bancar porque a mí me gustan mucho los animales”, explicó, cuando el rumor del destino final del mono comenzaba a ponerlo más cerca del arpa que de la banana.

Hablando de tocar el arpa: “a Gloria la conocí en un velorio”, fue el romántico recuerdo del primer encuentro del Doctor Bilardo con su mujer. Y no tardaron mucho en cambiar el negro luto por el blanco felicidad. Si bien pasó por una decisión del corazón, la idea de casarse pareció también una indicación táctica: “Hacía dos años que no perdíamos de locales –estaba en Estudiantes- y jugábamos contra River. Entonces Zubeldía nos dijo a todos los del plantel que teníamos que casarnos el lunes o el martes, o esperar hasta el próximo año para hacerlo”. Así fue que Bilardo obedeció y dejó la casaca de los solteros.

Pero como reza ese axioma del planeta fútbol los pases no se cierran hasta que no se firma todo, el “narigón” casi da marcha atrás. “Estábamos en el Registro Civil y yo le decía Gloria ¿si nos casamos el año que viene?”, amagaba con renunciar al anillo el Doctor. Cansada de esperar, la jueza de Paz dio el ultimátum: “¿Se van a casar o me voy?”, gritó. “Bueno, venimos el año que viene”, contestó dichoso Bilardo como esos jugadores que después de pegar una dura patada se van solos sin esperar la tarjeta roja del árbitro. “Pero me agarraron Manera y Poletti –los testigos- y me llevaron para adentro”, se resignó.

Bilardo, tipo groso si los hay, no sólo vive de obsesiones, sino también de récords: “Soy el único campeón Intercontinental como jugador (Estudiantes 1969), del mundo como técnico (Argentina 1986) y doctor”, se postuló para el libro Guiness. Dijo que está recopilando el material que le pidieron para incluir su nombre en las páginas donde descansan los grosos de los grosos, y lanzó un desafío. Ya en la mesa de Polémica en el Bar, tiró que “la empresa que me apoya le da 200 mil pesos a quien diga acá hay otro como Bilardo”. La definición del tema la dio Luis Pedro Tony a dos sillas de distancia: “Esto me huele a curro”, opinó.

Así es Bilardo, un loco lindo. Aunque a veces el hecho de ser doctor lo confunda un poco e intente hacer operaciones dentro del fútbol (José Pekerman, teléfono), y pese a esos “lapsus”, nosotros nos quedamos con el “narigón” del mono en el baño y el de los alfileres del Estudiantes de Zubeldía.

Nota extraída del diario clarín el dia 14-11-05

Tres dedos

Como pegarle 3 dedos a la pelota, por Bilardo y el bambino.

Bilardo en Videomatch

El bambino y Bilardo

Bilardo Campeón

Bilardo masturbaria a sus jugadores...

Tiene Gatorei...















se equivocó señorita, no tiene bebida alcoholica, señorita, tiene gatorei

Frases del Narigón en el '86



El comentario que les hizo el técnico argentino a sus dirigidos antes de partir a la gira previa: “...muchachos, en la valija pongan un traje y una sábana. El traje lo usamos cuando bajemos del avión con la Copa y la sábana por si perdemos y tenemos que irnos a vivir a Arabia ...”.

Por otro lado, la selección argentina fue la primera en desembarcar en México, cuando le preguntaron al director técnico, sobre el porqué fueron la primera selección en llegar al país donde se jugaría el Mundial, Bilardo respondió: “ Somos los primeros en llegar porque queremos ser los últimos en irnos ”.

Bilardo a Ruggeri en la final del '86












"Ruggeri, Ruggeri, a quien tenes que marcar vos?.... Ahhhh!!! Rummeeennigueee, ahhhhhhh" Carlos Bilardo molestando al "Cabezón" a las 4 de la mañana, para ver si tenía la cabeza puesta en la final del 86 contra Alemania...

Un grande! tiene que volver!